Razones por las que debemos seguir regalando flores

Tienes que hacer un regalo a alguien. Puede ser para tu pareja, para un familiar, para un compañero de trabajo o para cualquier otra persona. En esta situación, ¿regalar flores sería lo primero que se te viniera a la mente? Probablemente, no. En los tiempos que corren, parece que esta tradición se ha ido perdiendo paulatinamente y los grandes dispendios florales se han reducido prácticamente a las principales fechas relacionadas con el amor (como aniversarios, bodas o el día de San Valentín) o a los funerales. Pero nosotros queremos romper una lanza a su favor presentándote algunas razones por las que las flores siguen siendo, en pleno siglo XXI, un fantástico regalo. ¿Quieres descubrirlas? ¡Entonces, sigue leyendo!

-Constituyen uno de los regalos más complejos que se pueden dar. Regalar flores, a primera vista, pueden parecer un regalo sencillo. Simplemente, vas a una floristería y eliges el arreglo que más te guste, ¿verdad? Pues no es así. El arte de regalar flores puede llegar a ser extremadamente complejo. Cada flor tiene un significado distinto y, de hecho, dicha idea puede variar según el tono que se elija de esa especie en concreto. Por ejemplo, una rosa roja simboliza el amor apasionado, pero las rosas amarillas, además de alegría, también pueden transmitir ideas como la hipocresía o la malignidad. Así, transmitir el mensaje más adecuado a  través de las flores y evitar que sus significados choquen entre sí dentro de un mismo ramo, es un todo un reto que te está esperando. Por ello, un ramo de rosas puede ser uno de los regalos más complejos y personales que alguien puede darte en un momento dado.

regalar-flores

-Siempre quedan bien en cualquier espacio y son un recordatorio constante de tu persona. A veces, cuando haces un regalo, este acaba guardado en un cajón hasta que llega la oportunidad de usarlo y acaba quedando sumido en el olvido. En esos casos, ese regalo supone una gran pérdida de tiempo, dinero y esfuerzo. Esto nunca ocurre con las flores. Las flores que se regalan siempre se sitúan a la vista y, durante el tiempo que duren, pueden estar seguro de que tu regalo será recordado y apreciado de forma constante. Además, se adaptan a cualquier espacio y dan un toque de alegría, elegancia y sofisticación a cualquier estancia. Ya sea un regalo para un compañero de trabajo con un piso pequeño o un presente para un amigo que se encuentra en el hospital, las flores pueden cambiar mucho una habitación con solo su presencia.

-Se adaptan a cualquier tipo de circunstancias personales. Las flores constituyen un regalo enormemente seguro, lo que siempre es un activo, especialmente si no conocemos demasiado bien a la persona a la que vamos a hacer dicho regalo. Esto no ocurre con otros regalos, donde las circunstancias personales del recibidor pueden hacer que el presente elegido sea rechazado o, incluso, considerado como impropio. Imagínate, por ejemplo, que decides regalar unos bombones. ¿Qué ocurre si una persona está a dieta y ese regalo supone una inoportuna tentación? O si regalas una botella de vino, ¿qué ocurre si uno de los dos no sois demasiado duchos en la materia y acabas dando una mala impresión? ¿O si decides regalar una pieza de ropa y no es del estilo o talla adecuados? Hay muchas cosas que pueden salir mal cuando eliges un regalo, sobre todo si no conoces bien a la persona que lo va a recibir. Sin embargo, las flores son siempre una apuesta sobre seguro. Todavía no he encontrado una sola persona a la que no le guste recibir un ramo de flores de cualquier tipo, especialmente si han sido cuidadosamente elegidas y presentadas. Y, si el recibidor tiene algún tipo de alergia al polen, siempre se puede escoger una especie que no contenga polen o que éste sea extraído profesionalmente antes de su entrega. Así pues, las flores para regalar no tienen pegas, a diferencia de la inmensa mayoría de otros posibles presentes.

Así pues, ayúdanos a conseguir que la gente siga regalando flores en los años venideros. En establecimientos especializados de reconocida calidad, como puede ser las Flores de Julieta, puedes encontrar todo tipo de flores, de diversos precios y condiciones, que se adaptarán como un guante a tus circunstancias. ¡No dejes de acudir a ellas en cuanto tengas la oportunidad! ¡No te arrepentirás!

regalar-flores-02

madridinfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *